Despedimos el 2020 con la ilusión de volver a sonreír junto a vosotros

Si hay una finalidad en nuestro trabajo como odontólogos es la de cuidar la salud bucodental de nuestros pacientes y ayudarles a recuperar y mostrar una amplia y bonita sonrisa. Y durante este 2020 las circunstancias nos han dificultado cumplir con nuestro propósito como nos habría gustado.

La crisis sanitaria en la que entramos el pasado mes de marzo dio un vuelco a la vida de todos y nuestra clínica tuvo que reducir el trabajo y las visitas a mínimos de urgencias durante varias semanas.

Además, las instalaciones y nuestro personal tuvieron que adaptarse rápidamente a todas las medidas y protocolos establecidos por las autoridades para poder ofrecer un servicio seguro y con los mínimos riesgos en cada visita.

Pero si hubo algo que afectó de manera visceral a todo el equipo, fue la inesperada pérdida de nuestro compañero y líder, Manuel Bernad.

Durante varias semanas nos vimos obligados a hacer el esfuerzo de salir adelante frente a una pandemia por Covid-19, sumándole la ausencia y el duelo de nuestro querido Manolo, jefe, hermano, padre y amigo.

Sin embargo, poco a poco y con mucho esfuerzo, pudimos volver a encauzar la clínica dental y el trabajo de todo el equipo sin dejar de ofrecer todos nuestros servicios y con la máxima seguridad para nuestros pacientes.

Un nuevo comienzo de la clínica dental Manuel Bernad

La llegada de Manuel Bernad hijo nos ayudó a enfrentarnos a un nuevo comienzo, con muchos retos por delante pero también con una gran ilusión por continuar ofreciendo nuestros servicios completos de salud bucodental en Vall d’Uixó y para toda la familia, desde niños hasta personas mayores.

Y todo esto sin perder nuestros valores como empresa: una clínica familiar, cercana, de confianza y avanzada, con los mayores recursos humanos y técnicos para ofrecer los mejores servicios. 

Si algo hemos podido aprender sobre nosotros durante este año tan difícil, ha sido el enorme equipo humano que hay detrás y que somos una clínica que busca la exigencia y mejora continuas en la calidad de sus servicios, y que se adapta rápidamente a las condiciones de pacientes y de la sociedad en la que vivimos. Y este es el legado que nos ha dejado nuestro querido Manolo, del que siempre estaremos orgullosos y agradecidos.


Para este 2021 estamos trabajando con la máxima ilusión por seguir creciendo, por cumplir nuevos objetivos y por continuar ofreciendo esa atención y cuidado personalizados para cada paciente. Porque si algo tenemos claro en nuestra clínica dental, es que cada persona tiene una historia y unas necesidades que deben ser atendidas de manera única.


Con toda la ilusión de volver a sonreír junto a vosotros, os deseamos una muy feliz entrada al 2021 y mucha salud.

Visto 684 veces
Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.