Lunes, 29 Enero 2024 08:00

Riesgos para la salud de masticar mal y deprisa

Escrito por Clínica Dental
Valora este artículo
(0 votos)

La boca forma parte del proceso de digestión de los alimentos y, al ser el primer canal de entrada de los mismos, desenvuelve un papel fundamental a la hora de transformarlos adecuadamente para enviarlos al estómago.

El concepto fast food o comida rápida, está de moda y fomenta el comer deprisa para seguir en la rueda de la vida rápida y sin respiro. Sin embargo, las prisas en el mundo actual hacen que vivamos corriendo y sin tomarnos las cosas con el tiempo que necesitan. De hecho, comer es una de las acciones que requieren de un tiempo prolongado y de un proceso al que deberíamos dedicar más atención, para evitar muchos problemas de salud.


¿Cuáles son los principales problemas de comer rápido y no masticar adecuadamente?

  • Masticar poco y tragar la comida casi entera afecta al metabolismo, que tiene que trabajar más y, en consecuencia, se ralentiza, disminuyendo el gasto calórico.
  • Tragar rápido comiendo con prisas puede generar atragantamientos y darnos un susto por no masticar adecuadamente.
  • La boca, al no masticar lo suficiente, produce menos saliva, que es necesaria para producir un pH alcalino y equilibrar la acidez del estómago. A raíz de esto, se puede producir ardor de estómago y derivar en gastritis.
  • Además, la masticación rápida hace que la saliva deje de producir la enzima ptialina, encargada de descomponer los hidratos de carbono y ayudar a una rápida absorción de los nutrientes.

Todo esto, repetido a lo largo del tiempo, afecta a un aumento de peso y a un mal funcionamiento de los órganos, con consecuencias en el aparato gástrico y en la salud en general.

 

¿Qué beneficios tendrás comiendo más lento?

Si al comer te centras más en disfrutar de lo que comes, masticando con muchas repeticiones antes de tragar, aparte de evitar los problemas antes mencionados, tendrás los siguientes beneficios:

  • Mejora de la salud bucodental; la mayor producción de saliva, aparte de ayudar en el proceso de digestión, protege a los dientes frente a la creación de caries y cuida las encías.
  • Aumento de la oxigenación del cuerpo, que deriva en una mayor sensación de bienestar y en la reducción del estrés.
  • Reducción de la obesidad y cuidado del peso. Masticar lentamente hace que el cerebro perciba a una mayor sensación de saciedad y que reduzcamos la cantidad de alimentos ingeridos, que de lo contrario, suele ser mayor de la necesaria.

Por todo esto, disfrutar de una dentadura sana es fundamental para poder masticar sin problemas y mejorar el proceso de digestión y la salud general.

Si tienes problemas a la hora de masticar causados por algún tipo de dolor, la mala colocación de los dientes o por falta de piezas dentales, contacta con nuestra clínica dental en Vall d'Uixó y buscaremos la mejor solución para que puedas cuidar de tu sonrisa y de tu salud.

Visto 103 veces Modificado por última vez en Lunes, 15 Enero 2024 16:53
Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.